España va mal


El Informe sobre el Estado Social de la Nación 2017, elaborado por la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales (asociación encargada de proponer ideas y soluciones a la administración y a las empresas del sector en materia de servicios sociales) advierte de una “extensión y persistencia” de la pobreza, precariedad, exclusión e incremento de desigualdades en la sociedad española; y propone a los políticos: derogar la Reforma Laboral para acabar con la precariedad; una renta mínima; atender a las 340.000 personas dependientes que no reciben atención, y el rescate de los parados de más de dos años.

PANDERETA

En cuanto a la pobreza, el estudio constata que esta “se ha instalado en la sociedad española, afectando a personas y familias que cada vez ven más difícil salir de su situación” y alerta de la dificultad de las nuevas generaciones que nacen en un ámbito empobrecido de salir de esta situación a lo largo de su vida.
En concreto, aporta datos como que casi 700.000 hogares (1,3 millones de personas) no tienen ningún ingreso. Por ello, los autores del informe consideran imprescindible una regulación estatal que garantice una renta básica no vinculada a procesos de inclusión.

PANDERETA

La pobreza en España se hace crónica: 20 millones de personas están en riesgo

El 22,1% de la población está en riesgo de pobreza, pero la cifra aumenta hasta el 28,9% si se mide la carencia material y la intensidad del empleo.
Murcia, Andalucía y Extremadura son las regiones donde los ingresos medios por persona son más bajos y Madrid está en el otro extremo, aunque tiene una tasa de pobreza superior a las de otras regiones ricas.
El 9,4% soporta atrasos en el pago del alquiler o las facturas, tres puntos más que al comenzar la crisis provocada por las políticas neoliberales.

Anuncios